Reflecciones en torno al alleycat.

image

Disquisiciones Personales

Este fin de semana un conocido muy apreciado murió durante un alleycat. No era un amigo muy cercano, pero si una persona que yo estimaba bastante por su trato amable y divertido. Además, era miembro de uno de los grupos ciclistas más combativos de la Ciudad de México. Los compañeros  de este grupo perdieron a un amigo precioso y todos nosotros a un feliz compañero de ruedas y cerveza.

No conozco los detalles exactos de su muerte, al parecer fue un accidente medianamente esperado en este tipo de carreras… excepto que en realidad dichos accidentes son extremadamente raros. Voy a aprovechar la ocasión para hablar del asunto, porque al parecer ya hay gente dispuesta a “culpar a la víctima” demasiado pronto. En estos casos no parece haber realmente víctima ni victimario, sólo circunstancias fatídicas.

Para los no enterados, un alleycat es una carrera ciclista urbana de naturaleza esencialmente punk

Ver la entrada original 637 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: